Más de un millón de personas mayores y los incapacitados viven en asilos de ancianos. La ley exige que estos asilos de ancianos tengan que ejercer el más alto nivel práctico en la atención de cada paciente. Algunos lo hacen, otros no. A menudo es nuestros queridos que sufren de la falta de cuidado.

Los pacientes que se encuentran ser victimas de la negligencia y/o abuso de un asilo de ancianos o por los empleados del el asilo suelen ser perjudicados tanto mentalmente como físicamente.

Mantenga sus ojos abiertos. La detección de la negligencia y el abuso en un centro de asilo de ancianos puede ser difícil. Esto se debe a que las victimas de asilos de ancianos a menudo son incapaces de comunicar la existencia de abuso o negligencia por sus limitaciones mentales o física.







Los casos de negligencia en asilos de ancianos y/o abuso incluye (pero no es limitado a):

  • Falta de proporcionar una nutrición adecuada y suficiente hidratación.
  • La falta de asistir en la higiene personal cuando es necesario.
  • Mucha o Poca medicación.
  • Falta de tomar precauciones necesaria para evitar caídas.
  • Golpe o abusos físicos de los residentes.
  • No tomar precauciones adecuadas para evitar lesiones a los residentes.
  • No proporcionar una atención medica adecuada.
  • Asalto sexual o violación de los residentes.


122 East 42nd Street, New York, New York 10168 ● T: 212.986.2022 ● F: 212.697.4689 ● Toll Free: 866.SMILEYLAW